Diferencia entre separación y divorcio judicial.

Diferencia entre separación y divorcio judicial.
Una discusión entre cónyuges es una situación común hoy en día. Algunos cónyuges quieren liberar su unión de cónyuges por diversos motivos. Por descontado la mejor opción sería que trabajasen en sus desacuerdos pero, esta medida no lo resuelve, la pareja pueden pedir el divorcio, en la forma en que vamos a explicarle ahora.

El divorcio se analiza de dos formas distintas: por el cauce contencioso o a través de mutuo acuerdo.

Tanto en uno como en otro caso le disponemos de que 2 los llamamos judiciales, es decir, ocurren ante un Juez. Ahí radica la diferencia con el divorcio notarial, que pasa ante Notario.

El divorcio de tipo contencioso es aquel en el cual la demanda la interpone uno sólo de los esposos, puede ser porque el otro es ajeno a ello, o puede ser porque está disconforme con el resultado de romper su matrimonio.

En este tipo de pleitos serán necesarios 2 juristas, necesariamente. Lo que dura el divorcio contencioso tiene más amplitud que la del resto . Sin embargo, matizamos lo antes descrito depende de muchas cosas y que cada pareja tiene una situación diferenciada, por lo que no se puede predecir el tiempo específico en el cual concluirá este proceso.

En el divorcio de forma amistosa la demanda se decide de forma conjunta por los dos miembros . Con ello, irán acompañados del mismo abogado y procurador.

Además del ahorro económico, también suelen ser más ligeros. Existe una tercera idea: el divorcio notarial, pero es condición que no se tengan hijos menores de edad.

En ese caso Solo se permite el divorcio judicial. Actualmente el divorcio no es tan complicado como en otro tiempo. Antes, era necesaria la separación judicial antes de obtenerlo.

A día de hoy, ya no hace falta: El Código Civil cambió y ya se puede pedir el divorcio sin más dilación. El requisito previo es que transcurran 3 meses desde dicho enlace.

Por eso, si se produce una crisis que no es posible solucionar de forma personal entre los miembros de la pareja, lo ideal es pedir cita con un profesional jurídico.
Las medidas que se recojan durante dicho proceso vendrán puestas en el Convenio Regulador.

Dejamos a su disposición nuestros teléfonos si está pasando por esta dificultad y necesita asesoramiento.
Copyright © Romero Gallo Abogados - 928 58 88 80 - Divorcio en Las Palmas de Gran Canaria Todos los derechos reservados
Safe Creative #1505270181514