La comunidad postganancial

Extinguido el régimen de gananciales y en tanto no culminen las operaciones de liquidación del patrimonio común, existe sobre este patrimonio una comunidad específica, denominada habitualmente postganancial, de la que son titulares los ex-cónyuges.

Los titulares de esta comunidad no tienen una cuota sobre cada uno de los bienes que la integran, sino sobre la totalidad del patrimonio, aunque con la diferencia de que ahora pueden disponer libremente de esa cuota, que se concretará en bienes determinados cuando haya tenido lugar la liquidación del patrimonio común.

A falta de otra regla específica, la comunidad postganancial se rige por las leyes de la comunidad ordinaria, en cuanto sean aplicables a una comunidad universal, y no por las reglas de la sociedad de gananciales.

El Código Civil establece que de la masa común de bienes deberán salir los alimentos de los cónyuges y los hijos mientras se procede a la liquidación del caudal inventariado y hasta que se entregue su haber.

Se trata de una comunidad básicamente estática, en cuanto han desaparecido las fuentes de las que se nutría el patrimonio ganancial. Sin embargo, las ganancias de los cónyuges o los frutos o rendimientos de sus bienes privativos pasarán a formar parte de su patrimonio particular, como lo harán también los bienes comunes que les sean definitivamente adjudicados al desaparecer la comunidad postganancial.
Copyright © Romero Gallo Abogados - 928 58 88 80 - Divorcio en Las Palmas de Gran Canaria Todos los derechos reservados
Safe Creative #1505270181514